Yo con cara de ratón en el comedor de casa pintando y modelando con barro. Es la única fotografía que tengo de pequeña haciendo algo creativo.

Instantánea 1

En el colegio haciendo collares con macarrones como todos los niños que estudiamos educación primaria.

Instantánea 2

Mis primeros campamentos: hacemos pulseras y collares con cuentas de cristal. A la vuelta mi padre me regala varias bolsas con cuentas de colores para que siga haciendo más pulseras. Como habrás intuido hasta aquí yo amaba hacer con las manos y expresarme. Entre mis actividades fuera de la escuela contaba con clases de danza y cerámica.

Instantánea 3

Me intereso por el macramé i el textil. Mi familia siempre estuvo ligada a los patrones y a la costura. Realizo vestidos junto con mi abuela para mis muñecas. Juntas nos sentamos en la maquina de coser con pedal. Yo encima su falda y haciendo girar el carro.

Instantánea 4

El macramé me interesa pero siento que necesito más libertad que sólo haciendo nudos e insertando cuentas. Estoy sentada en mi primer estudio y trabajo con un soldador eléctrico -que me ha regalado mi abuelo- estaño y cuentas de cristal. Nace mi primer proyecto, una marca de bisutería. Vendo los collares en la librería de la novia de mi padre y una tienda del barrio.

Instantánea 5

Estoy en la Escuela Massana es mi primer día del curso de iniciación a la joyería con Judy McCaig. En una chapa de latón rectangular marcamos varias lineas rectas y otras en zig-zag para posteriormente serrar con el arco de joyero. Rompo más de 5 pelos de sierra en esa misma tarde y las lineas rectas de sierra parecen las del zig-zag. Me voy frustrada a casa y pienso que la joyería no es para mí. Las manos que siempre he amado hoy me resultan torpes y estúpidas.

Instantánea 6

Final del curso de iniciación. Hago mi primer anillo en plata. Siento libertad y felicidad al ver el anillo terminado. Aquella misma libertad que la que recuerdo en casa de mis abuelos. Vuelvo a amar mis manos. También me doy cuenta que esto es a lo quiero dedicarme. Me siento feliz con mis compañeras del curso mientras hacemos los ejercicios. Quiero saber más. Me apunto a los estudios de grado.

Instantánea 7

Estamos en el 2014 termino el grado superior de joyería en la Escuela Massana. Me monto el taller en casa -en las diferentes casas donde viví- un escritorio y pocas herramientas. La escuela me ha servido para explorar mí creatividad y hacer joyas con todo tipo de materiales antes impensables para mí – flores, maderas, plásticos, porcelana, textiles o esmaltes- he conocido el mundo de la joyería contemporánea y también exploro la joyería clásica para extraer la técnica y él saber hacer.

Instantánea 8

Pienso en dejarlo todo porque algo no funciona. Pero soy muy perseverante y decido seguir adelante con mis joyas, mis valores y trabajar en lo que me gusta. La joyería no tiene sentido para mi sin una mujer que lleve mis joyas.

Instantánea 9

Estamos en el año 2019 y decido que funcione por ello alquilo un espacio en un taller en Barcelona. Y aquí empieza a moverse todo. Plan de empresa y pasar de hobby a negocio. El resto de la historia depende de ti.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies