less is more

atacama-desert-carrerteraEl otro día leyendo un artículo me puse a pensar en algo que he tenido olvidado por mucho tiempo y que de repente me acordé. El concepto menos es más. Una frase un poco cliché pero muy cierta en todos los aspectos de la vida.

Hace algunos años viví algo más de una temporada en las islas  y tuve la gran suerte de encontrar a una de esas maravillosas personas con las que tienes una conexión especial y que no se encuentran cada día sin más.

Después de las experiencias bonitas que recuerdo viviendo en Ibiza, compartidas con está persona especial. Realizamos un viaje a su país natal, Chile. Haciendo una ruta de viaje desde Santiago, subiendo por la costa hacia el desierto de Atacama. Cruzando Bolivia, Perú y retornando de nuevo al  lugar de origen.

Durante todo el viaje aplicamos la teoría del «desprendimiento» de todo lo material y del menos es más. Hay que desprenderse de lo viejo para que pueda entrar lo nuevo.  No se si fueron las energías místicas del desierto, nuestro empeño en desprendernos o la magia del lugar pero conseguimos todo lo que nos propusimos. Haciendo referencia al menos es más. Y realmente nos apartamos de todo lo material.

lessismore

El ritmo frenético de la ciudad, en mi opinión contribuye a que uno mismo se olvide de las cosas importantes de la vida. Y que uno viva corriendo literalmente de un sitio a otro. Por eso quiero recuperar está esencia de mi estancia en las islas y mi viaje con mi amiga Pamela -¡Hola amigi! -. Cambiando hábitos de vida, recuperando viejas costumbres y filosofías.  Ya que con los años cada vez soy más consciente del consumo global y de sus efectos.

¿Cómo conseguirlo? Intentando hacer hincapié en comprar productos biológicos, descartar productos químicos de limpieza y belleza,… No se trata de tirar todo lo que tienes en casa de un día para otro, pero si con el tiempo aprender a vivir con menos. E ir remplazando estos productos por otros más naturales. Recomiendo la página de facebook o web dLa Bioguia con muchas recetas DIY para hacer cosméticos y productos del hogar naturales. Además de muchas citas inspiradoras.

Cada vez estoy más cansada de comprar ropa, en especial camisetas y que aguanten una sola temporada. A los dos lavados pierden la forma, color y ya no hablemos del tejido… Me propuesto comprar prendas más duraderas y no de una sola temporada.  Menos ropa pero de mejor calidad. Cada invierno, al hacer el cambio de ropa en el armario, recupero los jerséis de lana de mi madre que fueron tejidos por mi abuela. ¡Tienen más de 20 años y siguen intactos! Y eso me encantan porque son prendas atemporales que no pasan de moda y son de gran calidad.

Esto son sólo algunas ideas personales de experiencias para retomar e ir cambiando el estilo de vida, más acorde con la naturaleza. Espero que te guste mi post de hoy, un abrazo.

Laia

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
× Ayuda